martes, 18 de octubre de 2011

Las efemérides

Volver atrás, cerrar los ojos muy fuerte y murmurar “Tal día como hoy...” es un deporte. Soy inflexible en ese punto y puedo añadir que un deporte inofensivo: No se puede cambiar el pasado.
Hace exactamente cinco años, Elías Ruiz decidió ceder su colección de tebeos a su hermano menor Carlos. Estuvo toda la tarde ordenándolos cronológicamente y los dejó en la mesa de la cocina con una nota.
En esta misma fecha, doce años atrás, Luisa Muñoz Cossi que se dirigía al trabajo, miró al cielo mientras estaba parada en un semáforo y supo que el verano se había ido definitivamente. Decidió sacar en cuanto tuviera oportunidad la ropa de invierno del altillo, incluido el abrigo azul.
Hace exactamente la friolera de cien años Rafael Márquez se rozó con su prima Elisa mientras jugaban y descubrió que estaba enamorado. De golpe.
Un día como hoy, en 1974, dos transeúntes aligeraron el paso para coger el autobús y un macetero desprendido de un segundo piso se estrelló a sus espaldas. Habían salvado la vida y perdieron la oportunidad de que sus nombres aparecieran en los periódicos.
Tengo que cortar la conexión. Los Elaboradores de Efemérides Oficiales me han localizado y denunciado. Me persiguen como si fuera un terrorista.

2 comentarios:

  1. Tal dia como hoy recordaremos todos los años un escrito como este, lo celebraremos por todo lo alto con banda de musica sandwich de nocilla y gusanitos...enhorabuena por el texto,grande bernardino,grande como siempre

    ResponderEliminar
  2. Me he reído mucho, pero creo que conozco a Muñoz Cossi, he estado mirando en las hemerotecas, tal vez pueda darte algo para que dejes de desconfiar en la efemérides.

    ResponderEliminar